La verdad de la mentira

Ok..ya se que todos mentimos en algún momento, en realidad no creo que exista una persona que no haya dicho una mentira a su madre, a su hijo, a su jefe, a su amiga, incluso a uno mismo, así es, solemos decir una mentira y nos la creemos también, y eso se vuelve ya una enfermedad, esto quiere decir que la verdad pasa a un plano desconocido, ya que todos los pensamientos conducen a alterar la realidad en la que vivimos. Aceptar que necesitas ayuda es lo más complicado. Han escuchado la frase ” has tocado fondo” pues cuando eso pasa, la vida te sacude fuertemente y te hace reaccionar, hay mentiras pequeñas y grandes, confusas y obvias, algunas se olvidan y otras se descubren y dañan a las personas que más quieres.

Cuando dices una mentira, la mayoría de las veces todo sale como tú pensabas, todos te creen, todo es felicidad, no hay tensión, todos ríen, todos viven una realidad que esta muy lejos de la verdad.

Pero de pronto se empieza a crear una enredadera, una telaraña que va creciendo y creciendo, y te vas perdiendo entre lo que dijiste a tu jefe y lo que dijiste en casa, entre lo que contaste a tus amigos y lo que viviste en realidad.

Los motivos pueden ser varios, falta de afecto o aceptación, baja autoestima o temor a ver la vida que realmente nos toco vivir. Es decir, a nadie le cuesta decir ” el año pasado viaje por el mundo, conocí muchos lugares, me di la gran vida y soy feliz” pero la realidad fue que estuvo en casa cuidando de su familia, no consiguió trabajo y siente lástima de no poder recuperar ese año, pero al decir esto, crees que en verdad viajaste y que viviste experiencias inolvidables, eso puede significar mucho y por eso uno sigue en la mentira.

Bueno, mi segundo check es que haré mea culpa, he dicho muchas mentiras y ocultado Muchas cosas, algunas las guardaré, otras las diré y aclararé. Seré la persona transparente que siempre he querido ser y diré todo sin ocultar o cambiar mis versiones. A mi edad creo que lo mejor es estar al lado de personas que te quieran, te valoren y acepten con todos los errores que uno ha cometido.

De aquí en adelante todo será distinto.

P.d. Sí, acudí a un terapeuta y se que ha sido una buena decisión.

Advertisements